Empresario individual y autónomo

Continuando con el blog de los tipos de sociedades https://actualidadfisicayjuridica.wordpress.com/2016/07/14/tipos-de-sociedades/ vamos a diferenciar entre un empresario individual y un autónomo.

Empresario individual

Para ser empresario individual hay que acudir una delegación de la agencia tributaria y dar de alta el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) que corresponda. De está manera nos convertimos en empresario individual.

¿Con esto podremos iniciar la actividad por la que nos hemos dado de alta?

No, para ello la seguridad social nos exige darnos de alta y además afiliarnos en el régimen de la seguridad social que deseemos, puede ser el general, régimen especial de autónomo, régimen especial de trabajadores del mar,etc.

Es aconsejable la inscripción al registro mercantil, ya que de está manera podremos notificar si existe cónyuge y la forma del matrimonio, para prever las posibles responsabilidades futuras, como indicaremos más adelante.

¿Nos podemos afiliar al régimen que deseemos?

NO, únicamente a los regímenes que cumplamos los requisitos exigidos.

Además si somos empresarios individuales y autónomos, también lo tendrán que ser los familiares que trabajen en la actividad empresarial, los socios, gerentes, consejeros, etc.

Por tanto, podemos ser autónomos y no ser empresarios individuales, pero no podemos ser empresarios individuales sin ser autónomos.

Ventajas e inconvenientes del empresario individual

Ventajas

Es la forma ideal para una empresa pequeña creada por una única persona, los trámites son mínimos y además es la forma más económica.

Desventajas

La principal desventaja, bajo mi punto de vista, es que la responsabilidad del empresario es ilimitada, por tanto responde con su patrimonio personal y no podrá contar con apoyo externo económico, es decir, la única persona que podrá aportar patrimonio a la empresa será el mismo empresario individual.

Actualmente, pese a las supuestas ayudas del estado, el importe de la cuota de autónomo es bastante elevada, sobretodo al empezar la actividad empresarial.

Finalmente, en caso de tener grandes beneficios, nos enfrentaríamos a tipos impositivos elevados, ya que suelen ser crecientes( a mayores beneficios mayores tipos impositivos).

Responsabilidad

El empresario responde de forma universal, por lo que responderá con todo su patrimonio actual pero además también su patrimonio futuro. Aquí surge la figura del marido o la mujer en caso de que el empresario estuviera casado, en estos casos surgen las siguientes posibilidades:

  • Si el matrimonio es con bienes gananciales, para que queden afectados todos los bienes, será necesario el consentimiento de ambos cónyuges, dicho consentimiento se dará por hecho si el cónyuge conoce la actividad y no se opone a que sus bienes queden afectos a esta actividad.
  • Los bienes privativos del empresario quedan afectos a la actividad empresarial
  • Los bienes que se generen de la misma actividad, también responderán ante cualquier responsabilidad que surja por actividad.

Con esto finalizamos el post del empresario individual.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s